La hipertensión arterial es una de las enfermedades más expandida en México y el mundo, teniendo presente que, de acuerdo a la Secretaría de Salud, en México más de 30 millones de personas padecen esta enfermedad, la cual se define como un aumento persistente de la presión arterial en valores mayores de 130/80 mmHg. Usualmente no presenta síntomas, por esta razón se denomina “asesino silencioso”, ya que algunas de las personas que la padecen suelen darse cuenta en chequeos casuales, en otros casos pueden presentarse síntomas como; dolor de cabeza, mareo, zumbidos en los oídos y trastornos de la visión. Los malos hábitos alimenticios, la inactividad física, consumo en exceso de alcohol, tabaco, presencia de obesidad, entre otros, son los principales factores que llevan al desarrollo de la hipertensión cuyas cifras en constante crecimiento son realmente alarmantes.

Es por ello que, es importante recalcar el papel fundamental que tiene la adecuada alimentación en la salud de las personas siendo esta vital para la prevención y/o tratamiento de diversas enfermedades. Es de esta manera como la American Heart Association (AHA) determinó una serie de consejos dietéticos para mejorar el tratamiento de la hipertensión arterial. Recomendó el seguimiento de la dieta DASH abreviatura de Dietary Approaches to Stop Hypertension (Enfoques Alimenticios para Detener la Hipertensión), esta dieta es un patrón de alimentación que busca reducir el sodio en la alimentación diaria por debajo de niveles de 2,3 gr (DASH normal), 1,5 gr (DASH baja en sodio), y opta por recurrir a alimentos con un contenido elevado de los minerales como el calcio, potasio y magnesio, cuya combinación contribuye a potencialmente a mejorar la presión arterial.

Para poder lograr la implementación de la dieta DASH se busca cumplir con la disminución de productos procesados y ultraprocesados (estos productos suelen contener altos niveles de sodio y grasas trans), carnes rojas, alimentos altos en azúcar como refrescos, jugos industrializados, pastelería, etc. Se recomienda un alto consumo de frutas y verduras, cereales integrales como el arroz integral, avena y pan integral, frutos secos como almendras, nueces, avellanas, pescados y carnes bajas en grasa, además del consumo de productos lácteos desnatados.

La dieta DASH debe ser diseñada por un nutriólog@ especializado, ya que para establecer las porciones adecuadas estás deben estar basadas en el consumo de calorías y para poder ser determinadas dependen de la edad, sexo, peso, talla, nivel de actividad física, entre otros factores.

A continuación, se presenta el plan alimenticio DASH.

Recomendaciones generales:

  • Evitar los alimentos con alto contenido de sodio; salchichas, jamón, chorizo, tocino, papas fritas y todos aquellos productos empaquetados o enlatados.
  • Limitar el consumo de alimentos altos en azúcares.
  • Elegir técnicas de cocción que no aporten demasiada grasa como: a la plancha, cocido, asado, al horno, vapor y evitar las técnicas fritas o rebozados.
  • Emplear condimentos habituales para cocinar y dar más sabor a las comidas (pimienta, vinagre, limón, ajo, cebolla) y hierbas aromáticas (perejil, tomillo, laurel, orégano) para buscar reemplazar el consumo de sodio.
  • Beber 1,5 o 2 litros de agua al día.
  • Consumir frecuentemente pescados y carnes magras.
  • Evitar añadir a las comidas cubos de caldo de carne o pescado por su alto contenido en sodio.

La dieta DASH además de ser orientada para el tratamiento de la hipertensión arterial, también ayuda en el tratamiento de diabetes o dislipidemia. Teniendo en cuenta que es un patrón de alimentación saludable puede ser beneficioso también para perder peso o para llevar mejores hábitos alimenticios, siempre y cuando sea de la mano de un profesional en Nutrición.

Fuentes:
Qué es la dieta dash y por qué está indicada en la hipertensión arterial. (2020). Asociación Mexicana de Diabetes. Recuperado de:

https://www.amdiabetes.org/post/qu%C3%A9-es-la-dieta-dash-y-por-qu%C3%A9-est%C3%A1-indicada-en-la-hipertensi%C3%B3n-arterial


Kathleen L, Raymond J. (2017). Krause Dietoterapia. 14º edición.
Presión arterial alta y la dieta DASH. (2020). Intermountain Healthcare. Recuperado de:

https://intermountainhealthcare.org/ckr-ext/Dcmnt?ncid=521066042

Categorías: Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *