El Kefir es una bebida de leche fermentada hecha con una combinación de bacterias y levaduras que interactúan con la leche para hacer una bebida ligeramente fermentada que incluso las personas intolerantes a la lactosa pueden beber. Se puede hacer de cualquier tipo de leche, como cabra, oveja, vaca, soja, arroz o coco. Incluso se puede hacer con agua de coco. Científicamente hablando, los granos de kéfir de leche contienen una compleja mezcla simbiótica microbiana de bacterias del ácido láctico y levaduras en una matriz de polisacáridos y proteínas.

1. Aumenta la inmunidad

Kefir contiene muchos compuestos y nutrientes, como la biotina y el folato, que ayudan a poner en marcha su sistema inmunológico y proteger sus células. Contiene grandes cantidades de probióticos kéfir, las fuerzas especiales del mundo microbiano.
Una cepa probiótica de kéfir en particular que es específica de kéfir solo se llama Lactobacillus Kefiri , que ayuda adefenderse contra bacterias dañinas como la salmonela y la E. Coli . Esta cepa bacteriana, junto con varias otras, ayuda a modular el sistema inmunológico e inhibe el crecimiento de bacterias dañinas.El kéfir también contiene otro compuesto poderoso que se encuentra solo en esta bebida probiótica, un polisacárido insoluble llamado kefiran que ha demostrado tener propiedades antimicrobianas, que pueden combatir la candida . Kefiran también ha demostrado la capacidad de reducir el colesterol y la presión arterial.

2. Construye la fuerza del hueso

La osteoporosis es una preocupación importante para muchas personas en la actualidad. El deterioro de la enfermedad ósea florece en sistemas que no obtienen suficiente calcio, que es esencial para la salud ósea. Afortunadamente, el kéfir hecho de productos lácteos de grasa entera tiene altos niveles de calcio en la leche.Sin embargo, quizás más importante, contiene compuestos bioactivos que ayudan a absorber el calcio en el cuerpo y detienen la degeneración ósea. Kefir también contiene vitamina K2, que se ha demostrado que es vital para mejorar la absorción de calcio, así como la salud y la densidad de los huesos.Los probióticos en kéfir mejoran la absorción de nutrientes, y los productos lácteos contienen todos los nutrientes más importantes para mejorar la resistencia ósea, incluidos el fósforo, el calcio, el magnesio, la vitamina D y la vitamina K2.

3. potencialmente lucha contra el cáncer

El cáncer es una epidemia grave que afecta a nuestro país y al mundo actual. Kefir puede desempeñar un papel importante en ayudar a su cuerpo a combatir esta enfermedad desagradable. Puede ser un arma seriamente efectiva contra la propagación de estas células multiplicadoras y peligrosas.
En algunos estudios in vitro, se ha demostrado que los compuestos encontrados en la bebida probiótica matan las células cancerosas en el estómago. Los beneficios de Kéfir en la lucha contra el cáncer se deben a su gran función anticancerígena dentro del cuerpo. Puede retardar el crecimiento de tumores tempranos y sus conversiones enzimáticas de no carcinogénicas a carcinogénicas.

Una prueba in vitro realizada por la Escuela de Dietética y Nutrición Humana en el Campus Macdonald de la Universidad McGill en Canadá mostró que el kéfir redujo las células del cáncer de mama en un 56 por ciento, a diferencia de las cepas de yogur, que redujeron el número de células en un 14 por ciento.

4. Apoya la digestión y combate el SII.

Cuando se trata de bacterias en el intestino, es un equilibrio difícil. La investigación sugiere que consumir alimentos probióticos como la leche de kéfir y el yogur de kéfir puede ayudar a restablecer ese equilibrio y luchar contra enfermedades gastrointestinales como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn y las úlceras.Beber kéfir, que está lleno de probióticos, también ayuda a su intestino después de tomar antibióticos. Los compuestos probióticos ayudan a restaurar la flora perdida que lucha contra los patógenos. Los probióticos también pueden ayudar contra la diarrea disruptiva y otros efectos secundarios gastrointestinales causados ​​por estos tipos de medicamentos.

5. Mejora las alergias

Varias formas de alergias y asma están relacionadas con problemas inflamatorios en el cuerpo. Kefir puede ayudar a tratar la inflamación en la fuente para ayudar a reducir el riesgo de problemas respiratorios como alergias y asma.De acuerdo con un estudio en animales realizado en Inmunobiología , se demostró que el kéfir reduce las células inflamatorias que alteran los pulmones y las vías respiratorias, así como la disminución de la acumulación de moco en ratones.Los microorganismos vivos presentes en el kéfir ayudan al sistema inmunológico a suprimir naturalmente las reacciones alérgicas y ayudan a cambiar la respuesta del cuerpo a los puntos de brotes sistémicos para las alergias.Algunos científicos creen que estas reacciones alérgicas son el resultado de la falta de bacterias buenas en el intestino. Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt revisaron 23 estudios diferentes con casi 2,000 personas, y en 17 de esos estudios, los sujetos de prueba que tomaron probióticos mostraron síntomas alérgicos y calidad de vida mejorados.

6. Sana la piel

Cuando su intestino está fuera de control, puede enviar señales a su piel que interrumpen su equilibrio natural y causan todo tipo de problemas como el acné , la psoriasis, las erupciones y el eczema. Kefir ayuda a que las bacterias buenas vuelvan a la vanguardia y respalda la salud de su órgano más grande, la piel. No solo ayuda con los problemas sistémicos de la piel, sino que el kéfir beneficia los problemas de la piel como quemaduras y erupciones también. Además, además de ayudar a la salud del sistema inmunológico, también se ha demostrado que los carbohidratos que se encuentran en el kéfir conocido como kefiran mejoran la calidad de la cicatrización de las heridas de la piel y también pueden proteger el tejido conectivo.

7. Mejora los síntomas de intolerancia a la lactosa

Las bacterias buenas que se encuentran en muchos productos lácteos son esenciales para un intestino y un cuerpo saludables. Sin embargo, hay muchos por ahí que no pueden tolerar los productos lácteos porque no pueden digerir la lactosa, el azúcar clave que se encuentra en la leche (por lo tanto, es intolerante a la lactosa ).El ingrediente activo de kéfir ayuda a descomponer la lactosa y hace que sea más fácil de digerir. Además, el kéfir tiene una gama más amplia de cepas y nutrientes bacterianos, algunos solo específicos al kéfir, que ayudan a eliminar casi toda la lactosa de la lechería. La investigación publicada en el Diario de la Academia de Nutrición y Dietética incluso mostró que «el kéfir mejora la digestión y la tolerancia a la lactosa en adultos con malabsorción de lactosa». Como descargo de responsabilidad, aunque la mayoría de las personas lo hacen muy bien con kéfir de leche de cabra, un pequeño porcentaje de las personas puede Todavía tengo problemas con los lácteos y es posible que deba optar por el kéfir de coco o agua.

Categorías: Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *